Cierra los ojos, pide un deseo y… ¡calla!

Es un clásico. Cuando pides un deseo no le puedes contar a nadie lo que has pedido, porque entonces nunca se cumplirá. ¿Por qué? ¿Pura superstición?

En apenas 3 minutos, el emprendedor Derek Sivers cuenta en Ted por qué no debes revelar tus metas. ¡Muy interesante!

Yo era más de la teoría de “auto-presión”, según la cual tienes que decirle a todo el mundo lo que te has propuesto, así no te atreverás a echarte atrás.

Thanks for the inspiration ;)

Anuncios

Una respuesta

  1. Qué difícil!!!! Pero tiene pinta de tener toda la razón.
    Habrá que tomar nota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s